LinkedIn

Todos utilizamos las redes sociales buena parte del día, y aunque somos conscientes de que se trata de canales perfectos para el ocio, muchas veces dejamos de lado lo fundamentales que estas plataformas pueden resultar para encontrar empleo cuando lo estamos buscando. Redes como LinkedIn, Twitter, Skype o YouTube son hoy en día algunas de las mejores formas de conseguir nuestro propio trabajo.

Lo que sucede, y que estudios alrededor de todo el mundo se encargan de analizar, es que las redes sociales y profesionales han revolucionado el modo en el que nos comunicamos e interactuamos, y como consecuencia inevitable de eso nos hemos encontrado además con que son muy pocas las empresas que hoy en día dejan de lado el apartado social de quienes contratan.

De hecho, recordarás que en más de una ocasión te decíamos que muchos jefes ahora mismo mandan a vigilar las cuentas de Twitter y Facebook de sus empleados para saber cuáles son sus opiniones, gustos, y cómo se manejan en estas redes. Uno creería que nada tiene que ver su desempeño allí con el laboral, pero la incidencia a la hora de obtener -y mantener- un puesto las está haciendo cada vez más fuertes.

Justamente, uno de los casos paradigmáticos de lo que venimos mencionando es LinkedIn, considerando que si bien las otras redes sociales aquí expuestas pueden ser importantes para conseguir empleos, ésta se destaca porque fue especialmente generada con la intención de que quienes buscan trabajo, y quienes buscan trabajadores, pudieran unirse en Internet de una forma rápida, sencilla y gratuita.

En cualquier caso, consideramos que resulta fundamental entender que así como ha crecido la participación de las empresas en las redes sociales, consideradas grandes canales de venta, también podemos apostar a ellas cuando queramos buscar un empleo, y no hacerlo únicamente a la vieja usanza.