Los principales bancos españoles han registrado pérdidas en la Bolsa. El Santander, el BBVA, Sabadell, Bankinter, Popular y Banesto han visto como su valor en la bolsa caía en un 25,4% en este primer año afectados por la crisis hipotecaria.

Si vamos a las cifras veremos que estos bancos en conjunto contaban con 195.069 millones de euros en agosto de 2007 de los que tan sólo quedan 145.605 millones al cierre del pasado viernes.

Las restricciones impuestas a los créditos, el alza de la morosidad, y la crisis inmobiliaria son los principales responsables de la caída.
Los informes de los analistas tampoco han ayudado mucho. Y las fusiones no concretadas han colaborado también para la baja.

Si analizamos los casos individualmente veremos que Bankinter ha sido el más perjudicado en la bolsa. La entidad ha perdido 46,5% de su capitalización bursátil en el último año, Banco Popular ocupa el segundo puesto con un descenso del 45,8%.
BBVA tuvo una caída del 30,9% mientras que Santander tuvo una baja del 13,9%.

También las familias españolas sufrieron pérdidas en el último año. El Banco de España indica que la riqueza financiera de las familias ( o sea los activos que están en su poder ) sumaba al término del primer trimestre 1,80 billones de euros, 64.331 millones de euros menos que en el mismo periodo de 2007.