dolar.jpegFrente a la crisis de crédito, cada vez menos hipotecaria, los Bancos Centrales Americanos (Fed y Canadá) y Europeos (BCE, Inglaterra y Suiza) han decidido que deben inyectar 60.000 millones de dólares para combatir la falta de liquidez. No digo que no sea necesaria esta medida aunque lo pienso pero me molesta, como en tantas otras ocasiones, que “me vendan la moto” de cualquier manera. Porque quienes se han metido en el lío son los bancos comerciales, no las autoridades monetarias aunque tengan responsabilidad por mirar hacia otro lado, y deberían ser también quienes lo solucionasen. Pero no se fían entre sí y tampoco se fían fondos por lo que acaban no disponiendo de dinero que prestar a los ciudadanos y empresas.

¿Cuál es la solución propuesta?, que los mismos ciudadanos y empresas que no tenemos acceso a los créditos sin embargo y por contra prestemos dinero a quienes nos lo deniegan y haciendo ésto a través de nuestras instituciones públicas en forma de Banco Central esté donde esté. Lo dicho, para este viaje no hacen falta demasiadas alforjas y encima arreglándose el problema sin penalidad ni punidad no descarten que vuelva a repetirse ya que no hay ninguna piedra en la que tropezar por segunda vez. Tendrá que ser así pero no debería serlo.