Los seguros son algo bueno, nos sirven como prevención a posibles accidentes, enfermedades y demás. Son como un colchón que mantienen nuestra conciencia tranquila sabiendo que tenemos las espaldas cubiertas.

En definitiva es algo que todos queremos tener, ¿o no? Porque en tiempo de crisis hay que ahorrar como sea y he visto un dato muy curioso en Europa Press, una noticia que dice que 63% de los castellanoleoneses prescinde de los seguros como medida de ahorro ante la crisis.

Cada uno tendrá su opinión al respecto, algunos considerareis que es una osadia y otros pensaréis que es una buena idea. Yo opino que hay ciertos seguros de los que uno puede prescindir sin ningún temor, aunque es verdad que nunca se sabe, y prescindes del seguro de hogar hoy y mañana se quema tu casa. Eso es simple mala suerte, pero algunos seguros si somos precavidos son totalmente prescindibles.

No, no soy castellanoleonés, simplemente coincido en su decisión. Los seguros en muchos casos son necesarios e importantes, incluso obligatorios, pero en otros son simple superstición. Es cubrirse las espaldas con algo que puede que no te pase jamás.

Así que si teneis necesidad de ahorrar igual podéis echar un vistazo a vuestros seguros para ver si podéis prescindir de alguno.