-

Los servicios de logística vinculados al e-commerce generaron un volumen de ingresos de 2.300 millones de euros en 2020




En 2020 muchas cosas cambiaron en nuestra vida por culpa del Covid-19. Una de las más importantes fue el gran aumento en las compras realizadas por Internet, causado por las restricciones a las que estuvimos sometidos durante varios meses. Sin embargo, los expertos afirman que este hecho solo hizo acelerar la llegada de una tendencia que marcará el futuro de las compras. En este sentido, el negocio logístico es clave para que los usuarios reciban sus envíos de forma eficaz y segura.

Según un estudio de DBK, compañía especializada en la elaboración de estudios de análisis sectorial y de la competencia, la prestación de servicios de almacenamiento, transporte y distribución vinculados a operaciones comerciales en Internet generó un volumen de ingresos de 2.300 millones de euros en 2020, un 24,3% más que en el año anterior.

Por otra parte, el volumen de negocio derivado del comercio electrónico entre empresas y particulares (B2C) superó los 50.000 millones de euros en 2019, tras aumentar un 25% respecto al año anterior. Los datos provisionales para 2020 apuntan de nuevo a un crecimiento cercano al 30%.

La pandemia acelera un proceso natural

Aunque la pandemia ha hecho que estas tendencias se disparen, lo cierto es que el despegue del comercio electrónico lleva años produciéndose con fuerza. Ya hay 22 millones de compradores online en España, una cifra que se ha duplicado durante los últimos siete años.

Cada día que pasa, son más los usuarios que se decantan por este canal a la hora de comprar todo tipo de productos, incluso aquellos que antes solo se planteaban en tiendas físicas. De esta forma, en este último año se ha visto como  la demanda de productos para el hogar, alimentación, ropa o material deportivo aumentaban sus ventas en comparación con años anteriores.

Según datos del INE, Cataluña es la comunidad autónoma en la que más consumidores compraron sus productos físicos a través de Internet, con un 17,9% (3.864.678 compradores) del total de España. Le siguen Andalucía y la Comunidad de Madrid, con un 16,6% y un 16,3% respectivamente.

Además, también está cambiando la manera en la que los consumidores desean recibir sus compras. El estudio de DBK también indica que métodos como los puntos de conveniencia y las taquillas inteligentes son tendencias que están ganando peso, y se espera que su uso se vuelva más generalizado durante los próximos años.

Puntos de conveniencia: un sistema más flexible, beneficioso y sostenible

Los puntos de conveniencia se están convirtiendo en un gran aliado de las compras online, ya que ofrecen una enorme flexibilidad y proporcionan una serie de beneficios a consumidores, transportistas y propietarios de tiendas. Mondial Relay es el pionero de este sistema en Europa, y tiene presencia en 15 países distintos. Su red de puntos de conveniencia, conocida como Punto Pack, cuenta con 58.000 puntos de recogida en el continente, entre ellos 2.900 en España.

Los puntos de conveniencia son comercios de proximidad de todo tipo, como por ejemplo papelerías, tiendas de informática, floristerías o cafeterías, entre muchos otros. Al unirse a la red de puntos de conveniencia, el consumidor puede pasar a recogero entregar su paquete cuando quiera en una tienda que esté cerca de su casa o su trabajo, y no es necesario que se quede en su hogar esperando a que llegue el repartidor.

En cuanto a las tiendas que se convierten en puntos de conveniencia, cabe mencionar que este sistema también les resulta muy beneficiosogracias a la visibilidad que ganan al atraer a nuevos clientes que van a recoger un paquete y se van con un pastelito, un ramo o una blusa, generando así un volumen de negocio adicional y contando con la oportunidad de conocer nuevos clientes y fidelizar a los actuales. En definitiva,¡dar vida al barrio! Además, gracias a la gestión de la paquetería, podrán pagarse algunas facturas, invertir o incluso reforzar su equipo.

Este sistema también optimiza las entregas de “última milla”, reduciendo así las emisiones de carbono gracias a la entrega de decenas de paquetes en un solo lugar, el Punto Pack. Los puntos de conveniencia no sólo ahorran trabajo y kilómetros a los repartidores: también contribuyen de forma activa a que el eCommerce sea más sostenible ya que se reduce el número de trayectos para realizar las entregas, así como la longitud de los mismos (evitando también fallos en las entregas, por ejemplo).

Por todos estos motivos, se prevé que el sistema de puntos de conveniencia se extienda con fuerza durante un futuro cercano, con una compañía pionera como Mondial Relay a la cabeza.


Lo último...