Si consideramos que actualmente una póliza media para un vehículo en España es de aproximadamente 390 euros, no podemos dejar de pensar en la cercanía que existe entre estas cifras y las que se manejaban allá por el año 2000, situación a la que hemos llegado por la increíble cantidad de ofertas que existe entre las muchas compañías del sector de los seguros, y que en este caso termina por favorecer a los clientes.

Lo cierto es que si a comienzos de la década pasada el promedio de costo de la póliza del vehículo era de unos 368 euros, y la cifra alcanzó los 444 euros de media en el 2007, no podemos dejar de pensar que desde que se inició la crisis, el seguro medio de automóviles se ha abaratado un 12,2%, y según los especialistas no existen indicios que indiquen que la tendencia vaya a revertirse próximamente.

De hecho, si consideramos lo sucedido en el 2011, la media de los seguros de automóviles se redujo un 3%, según las estadísticas oficiales compiladas en el estudio El Mercado español de seguros en 2011 de Mapfre del que hemos hablado en ocasiones anteriores, y siendo corroborada esta información por la firma Direct Seguros, que elabora su “Índice de Precios del Seguro”.

Incluso, es la propia Direct la que informa que las tarifas han caído alrededor del 3 y 4% adicional entre los pasados meses de enero y mayo, como consecuencia de la necesidad de ahorro de las familias, ya que su poder adquisitivo se ha visto retocado con la crisis, y sus presupuestos no les permiten realizar gastos mucho más grandes, por lo que generalmente se apuesta por los seguros más económicos.

Además, estamos en presencia de un factor adicional, como lo es el hecho de que la suscripción de las pólizas más costosas, con coberturas a todo riesgo, está de capa caída porque apenas se adquieren vehículos nuevos, con caídas de hasta el 20% para este sector, abaratándose entonces el costo de la póliza media.