Uno de los problemas que van surgiendo cuando se trata de crear una empresa con la que encarrilar un proyecto son las trabas burocráticas que ralentizan la creación de la entidad, de tal modo que en la actualidad hay que prever casi dos meses para tener el “papeleo” preparado. Algo menos dificultosa es la creación de las denominadas “Nuevas Empresas” que adolecen de otros defectos que, a la larga, las están haciendo menos atractivas. Por no contar con que cada formulario o visita a una oficina supone un desembolso económico, lo que lastra aún más la formación de sociedades mercantiles.

El pasado viernes 17 de noviembre, el Consejo de Ministros aprobó lo que se supone será un paso adelante para remover todos estos problemas y que permitirá crear sociedades limitadas, de momento sólo de este tipo, en apenas 72 horas con un ahorro de 1.000 euros y por internet. Todo ello significa una evolución natural en el desarrollo mercantil al permitir mayor flexibilidad y que no parezca que la constitución de una compañía es una excusa para recaudar cuando debiera favorecerse al máximo pues las pymes son las que más empleo generan en nuestro país, entre otras muchas ventajas.

Las medidas pueden entrar en vigor a principios del año que viene. Bienvenidas sean y que no se queden aquí.

Enlaces: El Diario Montañés; Circe.