miquel-alimentacio.gifCon la apertura de un centro «cash & carry» que comenzará sus operaciones en el primer semestre de 2009 en , el gigante catalán de la alimentación continúa su plan de negocios reforzando los canales de distribución para mayoristas.

Los centros «cash & carry» son grandes superficies enfocados a los profesionales de la hostelería y la restauración. Miquel Alimantació (una empresa familiar que ya cumple más de 80 años) fue vanguardia en la creación de esta modalidad: abrió el primer «cash & carry» en 1925 en Girona.

Hoy posee 55 centros Gros Mercat y 118 Suma, a los que se añaden los franquiciados bajo las enseñas Suma y Proxim.

El gigante catalán cerrará el ejercicio 2008 (según estimaciones propias y en pleno proceso de contracción económica) con una facturación de 1.200 millones de euros, 30 millones más que el ejercicio pasado, con un beneficio bruto de 50 millones de euros, 40% más que en el 2007 gracias, en buena medida, a Gros Mercat.

Los planes de expanción de la Miquel Alimentació Grup preveen una mayor presencia en Castilla y León, Valencia y Murcia.

Fuente | Europa Press

También te puede interesar:
Las empresas españolas apuestan por el extranjero