Este es el estribillo de una gran película del año 1972, CABARET, dirigida por Bob Fosse y protagonizada por la maravillosa actriz  Liza Minelli y Michael York, un musical cinematográfico de antología, antes tuvo un enorme éxito en Broadway. Dinero, Dinero, esto hace que el mundo gire, que el mundo funcione de un lado a otro del planeta. Dentro del mapa geopolítico mundial, la zona euro sigue gozando de una salud no demasiado excelente, durante este fin de semana los países socios del área euro han decidido apoyar a España, aunque no lo crean, eso es lo que han decidido, lo que está por ver es la letra pequeña.

 

watch?v=rkRIbUT6u7Q

Como saben, toda la operación se reduce a la concesión de una “línea de crédito” en torno a los 100.000 millones de euros y a un tipo de interés del 3%, para recapitalizar a los bancos españoles que la crisis del ladrillo y seguido de una nefasta gestión de los recursos, han dejado los balances hechos unos zorros. Esa línea de crédito o ese préstamo no irá destinado directamente a los banco necesitados, sino que será el FROB quien administre, esperemos que con la máxima cordura y diligencia financiera, las dosis de capital nuevo que cada entidad vaya necesitando para limpiar de una vez sus balances. Estas facilidades crediticias de la Unión Europea exigirán a los bancos una gestión impoluta, un saneamiento real de su red, racionalidad en temas de despidos, reducción de sucursales, control de los salarios de los ejecutivos y de la presidencia de dichas entidades, etc, etc.

 

Evidentemente, es una medida que es positiva para nuestro sistema financiero, es una forma de transmitir tranquilidad y certidumbre a los mercados de inversión internacionales, el objetivo final no es otro que darle la vuelta a las expectativas de futuro , de tal suerte que a medio y largo plazo tengamos un horizonte de inversión más despejado, que el saneamiento de la banca permita una importante capitalización, que entremos en el juego de los préstamos interbancarios, gracias a la confianza entre todos ellos. De este modo se podrá articular de nuevo una necesaria circulación de dinero en el sistema de crédito hacia las empresas y las familias, antes es necesario que cunda la creación de empresas, pequeñas, medianas y grandes, que implique una creación de empleo. Genera salarios para poder financiar la adquisición de un coche o de un piso, no olvidemos que existe un importante parque de viviendas cerradas, y esto es un coste muy elevado para el sistema económico.

Desde esta plataforma felicitamos al nuevo gobernador del Banco de España, Luis M. Linde, un gran economista y profesional, tiene una importante tarea por delante, recuperar la confianza en dicha institución monetaria y recuperar a los inspectores y auditores del Banco, grandes profesionales todos ellos, no pueden continuar siendo ninguneados. Se le exige total transparencia y confianza hacia la sociedad civil española. El pueblo necesita estabilidad y seguridad en la administración de su patrimonio. No olviden revisar la magnífica película Cabaret, además de disfrutar de una gran interpretación de la Minelli, comprobarán lo que es capaz de hacer el dinero.