En las últimas horas, quien fuera designado árbitro en el conflicto entre Iberia y el Sepla, Jaime Montalvo, ha indicado a la prensa que Iberia Express es una compañía que funciona dentro de un marco legal preestablecido, aunque al mismo tiempo, tampoco evitó aclarar que la firma necesita modificar algunos aspectos relacionados con su productividad, por ejemplo acerca del sueldo de sus pilotos, entre otros.

De hecho, Montalvo ha especificado que deberá introducirse una reducción del sueldo de los pilotos de un 10%. “No es discutible la absoluta legitimidad de Iberia para crear las entidades filiales que crea oportunas para favorecer su competitividad”, explicó el árbitro al respecto, considerando las polémicas surgidas en los últimos tiempos acerca de esta situación.

Incluso, el mediador estableció que más allá de las medidas que afecten directamente al colectivo de Iberia Express, también se agregarán algunos hechos relacionados directamente con el congelamiento de sus salarios, o la antigüedad de la plantilla, y circunstancias como el aporte a los fondos mutualistas, sin dejar de considerar tampoco los aportes sociales, que deberán volver a los niveles de 2009, cuando venciera el antiguo convenio entre las partes.

Hay que aclarar igualmente que mediante este laudo, el cual permanecerá vigente hasta el 31 de diciembre del año 2014, Montalvo se ha encargado de finalizar un período de cerca de dos años y medio de varias negociaciones entre Iberia Express y el sindicato, una vez que se había producido la caducidad de los convenios anteriores de rango colectivo, lo que produjo una serie de nuevos capítulos en el conflicto.

Una vez determinada la medida, Montalvo se encargó también de agradecer a las partes negociantes, en consideración de que de, igualmente, sólo estarán satisfechos en el momento en el que todo siga su curso. “No nos engañemos yo no me creo que el futuro de Iberia pueda construirse de espaldas a los pilotos. Que se equivocan y aciertan, por supuesto, pero la gestión y la organización de la empresa corresponde a sus responsables, no a los pilotos” cerró el árbitro.