Como supongo que sabrás, la nueva ley de servicios de atención al cliente traerá para las empresas una serie de novedades que harán falta cumplir para estar dentro de la legalidad. Una de esas novedades es el hecho de disponer de un servicio de atención telefónica personalizado y un número de teléfono, ambos gratuitos, para gestionar quejas y reclamaciones.

Así mismo, el Ministerio quiere que el tiempo máximo de espera para el usuario desde la recepción de la llamada no supere un minuto para más del 90% de las llamadas realizadas al servicio de atención al cliente (algo que ahora mismo es impensable porque tenemos en nuestro recuerdo muchas de las ocasiones en las que nos hemos visto colgados al teléfono durante más de 10 minutos).

Como empresa has de tener en cuenta esta nueva ley que puede darse para llegar a crear un buen servicio al cliente que, teniendo en cuenta que es tu principal fuente de ingresos, has de cuidar con mimo.