La Troika obligó a las cajas de ahorro a constituir un fondo de reserva para socorrer a las filiales en el futuro, en el caso de que sufrieran déficit de solvencia. No obstante, no ha sido hasta esta semana, cuando se ha conocido el porcentaje de tal reserva.cajas de ahorro

El importe del fondo de reserva se calculará en función del riesgo del banco. De este modo se quiere romper toda vinculación entre banco y las nuevas fundaciones para evitar cualquier interferencia en la gestión. Con este nuevo proyecto de circular para las cajas de ahorros y fundaciones bancarias que acaba de lanzar a consulta pública el Banco de España señala que las fundaciones bancarias fruto de la reestructuración del sector y de la nueva Ley de Cajas, en caso de constituirse, deberán destinar, al fondo de reserva al menos un 50% del importe recibido de la entidad de crédito participada en concepto de reparto de dividendos en efectivo.

Algunas cajas afectadas por esta medida son La Caixa, Kutxabank, Unicaja e Ibercaja. No obstante, hay que decir, que si las fundaciones bancarias antes mencionadas presentan al Banco de España un plan detallado de desinversión, en el que el porcentaje sea inferior al 50% o la posición de control inferior a 5 años, no estarán obligadas por tal medida.

Las cajas, convertidas obligatoriamente en Fundaciones, en esta situación dispondrán de cinco años para acumular las reservas, siendo obligatorio que retengan, al menos, el 50% del dividendo cobrado en efectivo del banco filial, sin posibilidad de que lo destinen a financiar proyectos de Obra Social, que sería lo que hacen hasta ahora.

Al borrador de circular puesto ayer a consulta por parte del Banco de España se le podrá alegar y formular comentarios por parte de las entidades hasta el 18 de noviembre, para cambiar si fuera necesario las irregularidades o discrepancias lógicas. No obstante, por lo general, la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), ya ha anunciado que le parece una medida “positiva”.