Todos sabemos que la crisis está afectando, aunque digan lo contrario y que las cosas van bien, a toda España. En realidad a todo el mundo y las empresas, pymes y demás siguen cayendo día a día, así como los autónomos, debido a que éstos no encuentran trabajo y tener que hacer frente a los gastos es algo que, llega un momento, no pueden más.

Un estudio de la National Endowment for Science Technology and the Arts (NESTA) ha concluido con un resultado según el cual hay obstáculos para el crecimiento de las empresas, cada vez mayor conforme la empresa es más grande. Entre los obstáculos con los que las empresas se encuentran están:

  • Economía. Tanto general como el tema económico en la empresa.
  • Recursos Humanos. Uno de los mayores departamentos de una empresa. Es el dedicado a contratar y a gestionar a los trabajadores y, si no se hace bien, la empresa no funciona porque, si no se contratan buenos trabajadores, la empresa no va adelante, si no se paga a esos trabajadores, tampoco porque habrá descontento…
  • Capital. Ya sabes que el mundo hoy día se mueve con el dinero, si no hay dinero, no puedes hacer nada.
  • Legislación. Las leyes, aunque son buenas, en ciertas ocasiones hacen que para las pymes sea difícil cumplir con todo (y otras veces te preguntas cómo puede ser que una pyme está constituida de una forma que jamás pensarías que dieran permiso).
  • Competencia del mercado. La competencia es un duro enemigo y sabes que, si no aportas algo, no te distingues de los demás. En época de crisis esa aportación a menudo no es fácil de hacer.
  • Tasas. Nos referimos al IVA y todos los demás gravámenes por los que hay que pagar.
También te puede interesar:
Ventajas de gestionar un trabajo

Vía: Nesta