altadis.jpgSe veía venir y se rumoreaba hasta que ya ha saltado el interés de Imperial Tobacco por adquirir Altadis. Nada más saberse la cotización de la tabaquera hispano-francesa, su cotización se ha disparado hasta sobrepasar el precio previsto para la OPA, 45 euros.

Esta operación cabe nominarla como defensiva en ambos sentidos, es decir, que tanto la que opa como la opada (qué feo queda dicho así pero no se me ocurre otra cosa) necesitan que llegue a buen puerto. Por un lado, Imperial está acosada por sus competidores lo que supone estar en riesgo de ser objeto de compra. Blindarse ante las amenazas constituye su principal motivación y quizá también una debilidad.

A su vez, Altadis ha sufrido las consecuencias de las normativas anti-tabaco, los cambios en los gustos de los consumidores junto a la guerra de precios que se produce en España.

A estas alturas parece bastante claro que esto se iba a producir y, sin embargo, yo vendí mis acciones hace un año. A aprender la lección.

Enlace: Cinco Días.