Según ha anunciado por estas horas mediante un comunicado de prensa, la firma de abogados Osborne Clarke, se han encargado de asesorar a la compañía Grifols, en la adquisición del 51% del capital de la empresa aragonesa Araclon Biotech; en una operación que fue confirmada por los distintos agentes del mercado participantes de la misma.

Hay que destacar además que esta última es una de las más importantes empresas especializadas en la investigación y desarrollo de terapias y métodos de diagnóstico frente a enfermedades neurodegenerativas, de todo el territorio español, y que hace algún tiempo se venía hablando sobre la posibilidad de que se cedieran la mayor parte de sus acciones.

Por otro lado vale señalar que este bufete de abogados fue creado en Barcelona en el año 1986, y actualmente dispone de un grupo de trabajo conformado por más de 50 profesionales, que se encuentran repartidos entre Madrid y la capital catalana, y de los cuales 11 tienen la categoría de socio, por lo que poseen cierta prevalencia a la hora de tomar decisiones.

En los últimos años, la firma se ha especializado en fusiones y adquisiciones, conocidas en el mercado bajo la denominación de “M&A”, entre otras áreas del derecho mercantil y empresarial, hasta llegar a este punto, en el que han sido escogidos para asesorar Grifols en la adquisición de Araclon Biotech, como anteriormente lo hicieron con la misma compañía en otras operaciones corporativas, como la adquisición de Talecris Biotherapeutics, finalizada en junio de 2011.

Finalmente, tampoco se puede dejar de lado el hecho de que el ámbito farmacéutico-hospitalario es uno de los sectores de actividad en el que está especializada la firma en España, junto a tecnologías de la información, electrónica, instituciones de inversión colectiva, energía e inmobiliario; lo que demuestra se alguna forma la apertura en distintos mercados que presentan en el último tiempo.