Este plan nos ofrece, en calidad de pyme, particular o joven (menor de 35 años), créditos sin intereses ni comisiones con los que dotarnos de PC más conexión de banda ancha de tal manera que por unos 25-30 euros al mes podemos conseguir un ordenador de última generación más el mencionado acceso a internet.

Sin embargo, este plan que acaba en agosto de este año aún no ha calado lo suficiente entre los ciudadanos y todavía se dispone de la enorme mayoría de los fondos disponibles. Las ayudas que se ofrecen van en torno a tres líneas: los TIC (100% de la inversión excluido el IVA y hasta 50.000 euros) dirigidos a empresas pequeñas y medianas, las de Ciudadanía Digital (3.000 euros) para los particulares y el préstamo Jóven (3.000 euros y 60 meses para devolverlo).

El papeleo necesario para cumplimentar las solicitudes que asustan a muchos más la escasa difusión del plan y sus ventajas no han contribuido a extenderlo cuando es una excelente oportunidad para acceder en condiciones ventajosas al primer ordenador o a la renovación de los existentes.

Asimismo, el Ministerio va a destinar 20 millones de euros para la implantación de soluciones TIC fomentando innovaciones de negocio electrónico así como la facuración y procesos telemáticos.

No sólo hay mejoras para las empresas sino también para aquellos que impulsen entre sus clientes soluciones novedosas que les ayuden a mejorar procesos o descubrir nuevos negocios así como diferentes fuentes de ingresos.