seguros cuerpo

Muchas veces hemos leído u oído como las celebridades de todo el mundo aseguran partes de sus cuerpos. Lo normal es que los futbolistas aseguren sus piernas, los cantantes sus voces y los actores sus rostros, pues son sus elementos principales de trabajo. Ahora bien, qué sucede con quienes pretendemos asegurar una parte específica de nuestro cuerpo?.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que la idea de estas pólizas, como la de la mayoría que podemos encontrar en todo el mundo, no es otra que proteger económicamente a sus titulares ante una posible pérdida de facultades físicas. Sin embargo, es evidente que no se trata de un seguro común y corriente, y por eso no es fácil conseguirlo, aunque cada vez más firmes permiten a los profesionales proteger sus cualidades.

Básicamente, lo único que se necesita para que una firma que trabaja con este tipo de seguros acepte que realicemos una póliza así, es la com unicación por parte del interesado, en este caso nosotros, acerca de cómo justificar que la pérdida de dicha parte del cuerpo o la deformación de la misma, le llevaría a una disminución de sus ingresos económicos.

Hay que destacar, en este sentido, que el mercado actual en España permite encontrar algunas firmas que ya trabajan de este modo, como por ejemplo Mapfre, que cuenta con un seguro especializado para cubrir a médicos, mientras que AXA Winterthur cuenta con una póliza semejante para cirujanos. Ahora, si quieres asegurar algo de ti en particular, debes ir a otras como Willis, AON o Marsh.

Por lo demás, el funcionamiento del seguro es el mismo que en cualquier sitio. Lo único que debemos tener en cuenta para poder cobrar nuestro dinero es que el problema sobre la parte del cuerpo asegurada se produzca directamente por un accidente sucedido fuera de la voluntad nuestra, y que en efecto nos provoque una invalidez, ya sea permanente o temporal.