Presentación del currículum

En ciertos momentos, todos nos hemos sentido un tanto novatos a la hora de realizar el currículum, sencillamente, porque a veces, parece que no tenemos la experiencia necesaria como para llenar más de un folio (al menos así sucede cuando un estudiante está en la carrera) y también, porque más allá de la formación, es habitual que un licenciado abandone las aulas de una universidad y nunca le hayan explicado en clase cómo se debe redactar un currículum.

Pues bien… ¿Cómo debe presentarse? En primer lugar, en relación con el espacio, no debes superar más de dos folios, es decir, ser sintético es un valor en alza. De lo contrario, el exceso de datos puede llegar a saturar y también a aburrir. Por otra parte, puedes optar por la creación de un currículum con más de un color y no sólo en blanco y negro. Intenta crear algo que sea llamativo pero también elegante.

A la hora de enviar el sobre, compra siempre un sobre tamaño mediano o grande para que el papel no se arrugue en exceso. Y en caso de poder hacerlo, intenta llevar tú mismo tu currículum en persona a la empresa. No olvides que debes añadir una carta de presentación que te deja más margen a la creatividad y a la expresión de aquello que quieras destacar sobre ti.

Imagen: Yayito.con

También te puede interesar:
Preguntas comunes en una entrevista de trabajo