Tras el encendido debate de esta noche, en donde el tema económico ha sido pilar (y en ciertos casos motivo de golpes bajos), y con miras al 9M, creemos conveniente hacer un repaso de las promesas en materia económica que ambos candidatos han hecho. Prometer no cuesta nada… hasta que la urna pasa la factura.

 

El Partido Popular en boca de Rajoy ha dicho que de ganar

Suprimirá el impuesto sobre patrimonio. Es decir, bajará los impuestos sobre la vivienda.

Recortará cinco puntos del Impuesto de Sociedades. Pasaría del 30% al 25%. En el caso de las pymes iría del 25% al 20%.

Elevará el mínimo para pagar IRPF. De los actuales 9.000 a 16.000 euros.

Aumentará las pensiones. De viudedad y las de jubilación para mayores de 65 años con un mínimo de 150 euros más al mes.

 

El Partido Socialista encarnado en el actual presidente Rodríguez Zapatero ha prometido que de renovarse en el poder:

 

Fortalecerá el Cheque-bebé. Una de varias medidas para incrementar la tasa de natalidad. En este caso, toda familia con residencia legal en España recibirá 2.500 euros por cada nuevo hijo que nazca.

 Financiará servicios odontólogo para los niños. Coordinado por el Ministerio de Sanidad, este programa pagará atención dental (limpiezas, sellados de fisuras, extracciones, empastes y revisiones) para todos los niños de entre 7 y 15 años sin importar la Comunidad Autónoma en la que residan.

 
Subirá (también) las pensiones. EL doble que el incremento medio del resto, Y 110 euros más al mes para viudos menores de 65 años que tengan hijos a su cargo.

 
Concederá ayudas para jóvenes inquilinos. A la ayuda de 210 euros que el Ministerio de Vivienda ya provee a jóvenes (de entre 22 a 30 años) que alquilan vivienda, se añadirá una suma  de 600 euros para la fianza, el aval equivalente a seis meses de renta y la desgravación del alquiler en la declaración de la renta.

Suprimirá (también) el impuesto sobre patrimonio. Además de compensar a las Comunidades Autónomas por la pérdida de 1.200 millones de euros que han saldado en este rubro.

 
Creará 2 millones de puestos de trabajo. Además de aumentar la tasa de actividad de las mujeres para que supere el 60%.

 
Devolverá 400 euros del IRPF
. La promesa más polémica, y que se hará efectiva sin importar el nivel impositivo del contribuyente.

 

¿Qué opináis de estás quimeras? Al Banco de España le han hecho pedir la “cautela presupuestaria” de ambos candidatos…