Franquicias

Cuando pensamos en el próximo negocio que podemos llevar a cabo, es mucho más probable que se nos pase por la cabeza la posibilidad de apostar por una compañía que desarrollemos de cero, que por una franquicia. Sin embargo, las estadísticas recientes se encargan de confirmar una y otra vez que las franquicias tienen muchísimo futuro en España, y no sólo eso, sino que dan ganancias increíbles.

Por ejemplo, si tenemos en cuenta lo sucedido a lo largo de los meses que llevamos en el 2013, hay que destacar que 216.895 personas han encontrado un empleo bajo este modelo de negocio, una cifra baja si pensamos que es apenas superior a la del año pasado en un 1%, pero que sin embargo no deja de indicar que en tiempos de crisis, tampoco han habido bajas, y eso siempre es importante.

Lo primero que hay que entender en torno a las franquicias, es que normalmente se trata de una tienda en cadena que cuenta con una seguridad añadida, la que aporta una marca que ya tiene un hueco en el mercado. Además, detrás de ella podemos encontrarnos con un sistema de suministro de mercancías ya aceitado, que es mucho mejor que comenzar a discutir desde el comienzo con otra gente.

Eso sí, también es cierto que las tiendas en cadena tienen un modo de trabajar y unas condiciones particulares las cuales debemos aceptar. La central es la que casi siempre determina estas situaciones, y tenemos que no sólo llevarlas a cabo, sino además hacerlo con la mejor cara, y soportar las quejas de los clientes que crean que somos “los mismos” que los que atienden en otra franquicia.

En cuanto a las inversiones, normalmente se recomienda apostar por aquellas franquicias que se mueven en torno a las soluciones inmediatas y viables para el autoempleo.