Seguro alquiler

El mundo de los seguros va mutando de acuerdo a las condiciones sociales y económicas en las que se desarrolla. Obviamente, en la España convulsionada de hoy en día, surgen novedades dentro del mercado todo el tiempo, y en este caso queremos analizar una que se está poniendo muy de moda, y que los especialistas han denominado como “póliza del alquiler”, o seguro del alquiler.

Aunque obviamente su nombre ya nos deja entrever un poco de qué se trata, lo cierto es que no pensaríamos que es una tendencia tan global si no fuera por los recientes datos y estadísticas arrojados por un informe del Observatorio Español del Seguro de Alquiler, donde se detalla que a día de hoy, prácticamente uno de cada cinco contratos de alquiler, cuentan con un seguro incorporado.

Pensemos en este sentido que recién se tiene conciencia de la existencia de esta práctica desde hace poco más de un año, por lo que evidentemente su crecimiento es abrumador, mucho más grande del que podíamos llegar a imaginar en ese momento.

Cuál es su objetivo?

En líneas generales, podemos decir que el seguro del alquiler evita al inquilino tener que acreditar al banco importantes cantidades y pagar la consiguiente comisión de formalización por la operación. Para el propietario, tiene un costo de entre 200 y 250 euros anuales, y le ofrece un estudio de solvencia del inquilino.

De acuerdo luego a las estadísticas de quienes trabajan en este sector, no podemos dejar de tener en cuenta que el uso del seguro del alquiler ha llevado a que se reduzcan los impagos de los inquilinos en un 85%, cifra nada despreciable para los propietarios, que cada vez en mayor medida se muestran interesados en poder adquirirlos, o incluso sumarlos a contratos que ya están corriendo.