Cuando contratamos nuestro ADSL, siempre tratamos de encontrar la mejor velocidad de Internet al menor precio. Sin embargo, las ofertas en ocasiones pueden salirnos más caras de lo que parecen, pues en realidad, muchos proveedores de Internet no nos dan la velocidad realmente contratada. 

¿Qué son los megas reales?

La mayor parte de ADSL que se ofertan en nuestro país envían la señal a través del cable telefónico y esta solución de utilizar electricidad como medio de comunicación tiene el problema de que a medida que más gente se conecta a la vez, la velocidad que llega a cada casa es menor, llegando incluso en ocasiones al colapso de la línea.

Es por ello, que generalmente los megas contratados nunca son iguales a los megas reales, es decir, los que en realidad recibe tu ordenador. Algunos estudios estiman que la velocidad real está entre el 83% y el 42% de la nominal. Es más, en la letra pequeña de los contratos de ADSL las compañías especifican que sólo garantizarán un porcentaje de la velocidad contratada.

megas reales internet

¿Cómo medir la velocidad real de tu conexión a Internet?

ONO nos facilita un test de velocidad que soporta velocidades ultrarápidas de conexión (30Mb a 50Mb) donde comprobar si navegas a la velocidad contratada. Con este test de velocidad, podrás ver que ONO deja en tu domicilio los 50Mb reales cuando estás conectado por cable, velocidad que puede disminuir si te conectas por wifi.

¿Cómo ONO puede asegurar 50Mb reales?

La señal de ONO se traspasa a través de fibra óptica, sustituyendo la electricidad por luz. Esto hace que a todo el mundo llegue una señal estable y prácticamente imposible de que se colapse. Además, como bien sabe todo el mundo la velocidad de la liz es mucho mayor que la de la electricidad, pudiendo asegurar esos 50Mb reales de conexión a Internet.