En una de las mayores novedades dentro de los medios que se encargan de analizar la actualidad de los seguros, recientemente y por primera vez, la revista Apertura incluyó en su ya tradicional ranking de imagen, a las 100 mejores compañías para que formen parte de una categoría específica para el rubro de seguros, ubicando en el supuesto podio a Zurich, La Caja y Mapfre.

En este sentido, la primera de ellas, fundada justamente en Zurich en 1872, se encuentra presente en la Argentina desde 1964, donde suma entre los segmentos de Vida y Patrimonial más de 250.000 clientes; y cuenta con una red de asesores independientes integrada por más de 1.000 profesionales y más de 600 empleados. Pero destaca, sobre todo, que la compañía realizó en 2011 una fuerte inversión en la región a partir de la adquisición del 51% de las operaciones de seguros de Vida, Retiro y Generales del grupo Santander en Brasil y Argentina.

En el caso de La Caja, en tanto, lidera desde el segundo lugar del ranking el mercado asegurador local con un 9,2 % de participación. Actualmente, la compañía se centra en los seguros de Vida, Riesgos del Trabajo y Patrimoniales, principalmente automotores, rubro en el que tiene un compartimiento del 13%.

Mapfre, la compañía española de seguros con fuerte presencia en el mercado latinoamericano, emplea a 34.300 personas, y ofrece seguros para seguros para automotores, ciclomotores, motos, hogar, vida y seguros de viaje. En el ejercicio 2011, logró ingresos consolidados por más de 23.500 millones de euros, de los que más de 19.600 millones correspondieron a primas de seguro directo y reaseguro.

Ya si hablamos sobre la forma en la que se elaboró este ranking, debemos decir que la consultora SEL Consultores entrevistó a pedido de la revista Apertura a 200 líderes de opinión, conformados por 140 empresarios, 30 consultores de empresas y 30 periodistas especializados.

Ellos, en conjunto, analizaron 11 atributos que determinaron luego las ubicaciones de cada una de las compañías. Los mismos fueron: confiabilidad de sus productos y servicios, ética y transparencia en sus negocios. solvencia económica y financiera, cuidado de sus relaciones humanas y generación de empleo, trayectoria y permanencia en el país, calidad de su management, inversión y producción en el país, responsabilidad social empresaria, publicidad y acciones de comunicación, y atención responsable del consumidor, esta última agregada este año.