Como muchas personas las mujeres de Lubrín buscan inversores para llevar a cabo sus ideas en torno a uno de los productos más tradicionales del municipio, la almendra, ya que en la localidad tienen “una de las mejores cosechas de almendra de España” a la que se le puede dar un gran rendimiento.
Las lubrinenses tienen casi todos los detalles cubiertos, está  la materia prima, la mano de obra – ellas mismas -, espacio para crear un almacén, fábrica o cadena similar y muchas almendras esperando para ser utilizadas.
Una vocera expresó textualmente “tenemos ideas, que es lo que importa, pero no quien la lleve a cabo”.
Las emprendedoras no dejan de hacer buena propaganda. “Esos estupendos turrones y demás productos estén hechos con nuestras almendras”, mientras que ellas podrían hacer en la provincia “almendras saladas, garrapiñadas, peladillas, aceite de almendras para farmacias o productos de estética, y, por qué no, turrón de denominación de origen 2009 almendrado de Lubrín”.
Por último las lubrinenses recuerdan que  tienen “muchas más ideas”, pero no capacidad económica para que se conviertan en realidad, mientras que “las mujeres que no tenemos la fortuna de trabajar en el pueblo tenemos que salir fuera a buscar un trabajo digno, con lo que ello conlleva”.
Sería cuestión de que aparezca algún inversor que crea en el proyecto y apueste por las almendras.