Uno de los índices más consultados todo el tiempo por los norteamericanos es, sin dudas, el de los seguros de desempleo, ya que sirve como una forma de regular el mercado interno, y saber en qué situación concreta se encuentra la economía local. En este sentido, se destaca especialmente la baja sostenida que este aspecto financiero norteamericano está experimentando en las últimas semanas.

En este sentido, lo primero que se debe destacar es que los pedidos de seguros por desempleo en Estados Unidos bajaron en 9.000 la semana pasada, por lo que se encuentran, a modo general ahora, en los 363.000, según han informado las consultadas fuentes del Departamento de Trabajo local, siendo inquiridas por la prensa.

Es así que, para tranquilidad del público, los especialistas en la materia venían analizando la posibilidad de que se produjera una baja de 4.000 sobre el dato original de 369.000 pedidos de seguros, en el período que abarcaba la semana terminada el día sábado 20, y que para entonces se encontraba en los 372.000 seguros de desempleo.

Por otro lado, las mismas fuentes han informado que el promedio de solicitudes nuevas en cuatro semanas, que es un indicador menos volátil, cayó en 1.500 hasta 367.250 reclamaciones, por lo que de alguna manera deja observar una estabilidad notoria, y un poco extraña, dentro de la convulsionada economía estadounidense.

Para finalizar, y en tanto, el número de estadounidenses que siguió recibiendo el beneficio subió en 4.000, por lo que es ya cuestión de un total de 3,26 millones en la semana al sábado 27. si pensamos en un análisis interanual, como de estipula en estos casos, debemos señalar que un año atrás, 3,678 millones de personas estaban dentro del programa oficial de asistencia al desempleo, aunque no se esperan mayores novedades para los próximos registros, que se renuevan cada semana.