Fuente: sabrinaguerrini.com/a>

Ayer 20 de octubre, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), presentó un informe sobre el Observatorio Fiscal y Financiero de las Comunidades Autónomas, en el que se analizan a partir de los datos de ejecución presupuestaria las cuentas autónomas hasta julio de este año, y se realiza una proyección del déficit de cierre del 2014 bajo el supuesto de que las comunidades autónomas se comporten en términos fiscales durante el resto del año de la misma forma en que lo hicieron durante la parte final de 2013.

Fuente: sabrinaguerrini.com/a>
Fuente: sabrinaguerrini.com/a>

Del informe se desprende que las comunidades autónomas cerrarán este año con un déficit del 1,8% del PIB, ocho décimas por encima del objetivo. Las CCAA presentan hasta julio 2014 un Déficit negativo del -1% del PIB, justo el objetivo establecido para todo el año. De modo que para poder mantenerse esta cifra hasta final del ejercicio y cumplir con el objetivo, Las comunidades no deberían generar más déficit en los cinco meses restantes para terminar el año.

Los malos datos de ingresos, junto con la falta de recortes de gasto, son los principales responsables directos del “mal dato” de déficit que registraron las comunidades autónomas hasta julio. La caída de los ingresos se explica principalmente por la reducción en un 3% de las entregas a cuenta y de las liquidaciones.

Además, Fedea advierte de que, en la parte de los ingresos, las comunidades autónomas están sobrevalorando las partidas que gestionan directamente. Hasta julio apenas lograron aumentar los ingresos derivados de estas partidas respecto al año anterior, cuando su objetivo inicial era hacerlo un 22%.

Por tanto, el ejercicio de proyección apunta a que es prácticamente imposible que se cumpla con los presupuestos, ya que en ausencia de medidas para corregir resta situación, las Comunidades Autónomas, estarán lejos de cumplir objetivos del 1% del PIB.

No obstante, no a todas las Comunidades les ocurrirá lo mismo, por ejemplo Navarra y Canarias registrarán un saldo negativo del 0,6% y del 1%, respectivamente; ligeramente por encima del objetivo estarán País Vasco, con un déficit del 1,2%; Madrid -1,3% del PIB, y Galicia y Castilla y León -1,4% del PIB; por otro lado en la parte media de la tabla encontramos a Cantabria -1,5%, La Rioja y Asturias -1,6%, Baleares -1,7% y Andalucía -1,8%.

Por último, las las seis comunidades autónomas restantes registrarán, según Fedea, un déficit superior al 2%: Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura obtendrán un saldo negativo del 2,2%, Cataluña un déficit del 2,3% y Comunidad Valenciana y Murcia un -2,7% y -2,8%, respectivamente.