En España más del 90% de las personas empleadas en el trabajos de servicio doméstico son mujeres. Este colectivo, según la encuesta de población activa realizada por el INE en el tercer trimestre de 2011, está compuesto por más de 700.ooo trabajadores, los que apenas 300.000 están afiliados a la Seguridad Social.

Entre las trabajadoras empleadas en el servicios doméstico el 62% son mujeres extranjeras. Entre las que trabajan como internas, sólo un tercio tiene los papeles en regla.

Desde el 1 de enero de 2012 está en vigor la nueva normativa que regula el servicio doméstico, el RD 1620/2011 de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar.

Estas normas se aplican en aquellas situaciones en las que una persona empleada o trabajadora presta servicios retribuidos para uno o varios empleadores/as en el hogar familiar, incluyendo dentro de dichos servicios todo tipo de tareas domésticas, así como la dirección o cuidado del hogar y el cuidado o atención de los miembros de la familia o de las personas que conviven en el domicilio.

También se incluyen los trabajos de guardería, jardinería, conducción de vehículos y otros semejantes, siempre que se realicen formando parte del conjunto de tareas domésticas.

Más información: