El conservador Partido Liberal Demócrata (PLD) se ha llevado 287 escaños por los 33 de su socio de Gobierno, el budista Nuevo Komeito, obteniendo nuevamente una mayoría cualificada para los próximos cuatro años. Es decir, que la actual dirigencia cuenta con el respaldo del pueblo para superar la crisis japonesa que viene afectando al país en los últimos tiempos, y que disparado el precio del dólar a nivel nacional.

Elecciones con la crisis japonesa en la mira

A falta de que se repartan aún unos últimos escaños, a todas luces no decisivos para el recuento final, se puede decir que la actual fuerza política local ha renovado el respaldo de los ciudadanos, algo que el propio Shinzo Abe, Primer Ministro del país, ha salido a agradecer en estos tiempos de crisis japonesa, al manifestar que quería “agradecer la confianza de la gente que nos ha votado. Gracias a ellos podremos mantener la actual administración y continuar nuestro trabajo”.

Crisis japonesa Shinzo Abe
Foreign and Commonwealt – Flickr

Con el voto habilitado para más de 104 millones de japonesas, estas elecciones fueron convocadas de manera anticipada a mitad del mandado de Abe por el trasfondo político y económico de la crisis japonesa y la recesión de las finanzas locales que viene afectando al país. Y aunque la idea era poder desarrollar una especie de Referéndum sobre políticas económicas, los medios locales destacan el poco interés del público al respecto.

Japón se olvida de la política

Más allá de los resultados, tampoco podemos dejar de tener en cuenta que con la final participación del 52,7%, lo que supone 6,6% menos que en los comicios previos de 2012, Japón ha establecido un nuevo récord de escasa participación política, uno negativo que no se alcanzaba concretamente desde hace más de 50 años, en las primeras selecciones desde la Segunda Guerra Mundial, aunque muchos también atribuyeron el fenómeno al clima de intensas lluvias y nieve que ha afectado a varias ciudades del país en los últimos días.

¿Crees que Shinzo Abe es el candidato ideal para superar la crisis japonesa?