tarjetaespana.jpgSi se hace será por algo, es decir, que si una empresa multinacional más o menos seria lanza un producto bajo los parámetros del patriotismo será porque vende. Ni más ni menos. Me parece bien que cada cual tenga sus propios amores y anhelos y que, a su vez, las entidades se hagan eco de ello para generar negocio, inversión y beneficios. No es una novedad, bien es cierto, puesto que desde hace tiempo se pueden “personalizar” las tarjetas pero no deja de ser una novedad que se vaya un poquito más allá entronizando la patria en el medio del tráfico mercantil.

Enlace: adn.