Trabajar en Semana Santa 2012

Existen personas que tendrán que seguir con su rutina laboral durante las vacaciones de Semana Santa. De hecho, algunas personas obtienen una oportunidad temporal durante estos días justo en el momento en que otros trabajadores se toman un descanso.

¿Qué puedes hacer si trabajas en Semana Santa?

1. En primer lugar, sentirte afortunado por tener un empleo, poder desarrollarte a nivel profesional y gozar de independencia económica. Por tanto, en vez de quejarte, apuesta por vivir el presente con la mejor actitud posible, con ilusión, motivación por ir a la oficina, seguir aprendiendo y dando lo mejor de ti mismo cada día en tu puesto de trabajo.

2. Además, evita reducir toda tu rutina al trabajo. Aunque tengas que cumplir con la jornada laboral, seguro que puedes hacer un espacio para los planes sociales, la amistad, el tiempo libre, el ocio y tus aficiones. De este modo, cuando trabajo y placer son compatibles, la rutina laboral se vuelve mucho más gratificante y placentera. También se reduce el cansancio, el estrés y la ansiedad. Además, ahora que los días son más largos es más fácil disfrutar de planes flexibles.

3. Muchas personas que irán de viaje durante las vacaciones de Semana Santa. Sin embargo, también es posible desconectar en la propia ciudad, buscando formas de romper con la rutina y con la monotonía. Por ejemplo, participando en las actividades culturales propias de la Semana Santa.

4. Si trabajas en Semana Santa, entonces, anímate a ti mismo pensando en ese descanso que tendrás en otro momento. Planificar el futuro también aporta sensación de calma y de motivación. De hecho, la felicidad no se encuentra en la meta sino en el camino.

Imagen: Flickr-Alex Valli