miguelsebastian.jpgNo sólo fue ayer el único ministro que no llevaba corbata en el pleno del Congreso dando ejemplo de sus propias recomendaciones sino que el pasado martes Miguel Sebastián utilizó el metro para desplazarse hasta su lugar de trabajo tras un viaje en AVE. Y me parece bien puesto que debería ser práctica normal.

Sin embargo, leo en El Mundo (edición papel) que alguna usuaria del transporte público que compartió viaje con el ministro llegó a aseverar que esto significaba un índice de que estábamos en crisis. Luego nos quejamos de que los políticos no hacen lo que predican, si cuando practican lo deben se interpreta como un mal dato (aunque ciertamente hay crisis vaya o no Sebastián en metro) entonces no valoramos suficientemente un buen acto que debe ser algo más que un gesto.

Pero que cada uno opine lo que quiera, claro está.

También te puede interesar:
Telefónica a por los 50 Megas