A lo largo de esta semana, el gigante de los videos YouTube ha resultado perdedor de una nueva batalla legal, sostenida en este caso en Alemania, debido a una cuestión relacionada a los derechos de propiedad intelectual que deben aplicarse sobre sus archivos musicales.

Cabe destacarse que, en este caso, la plataforma de reproducción de videos más famosa del mundo, se veía las caras en el tribunal ante GEMA, una compañía gestora de, justamente, la propiedad intelectual, a la que podríamos determinar como el equivalente de la SGAE española, que en la actualidad nuclea a alrededor de 60.000 artistas germanos.

El problema ahora, es que en el año 2009 expiró el contrato entre GEMA y el propio YouTube, y las negociaciones para renovar el mismo se tornaron infructuosas desde el primer momento, hasta llegada la situación en la que GEMA decidió demandar a la filial de Google, cuando se produjeron una serie de infracciones sucesivas a los derechos de propiedad de los autores representados por la firma.

Aunque el litigio comenzó en el 2010, abarcando doce vídeos musicales subidos al sitio por los usuarios de los cuáles GEMA gestiona los derechos de autor y por los que YouTube no pagaba ninguna regalía, desde entonces, GEMA sostiene que éste no ha hecho nada para que la situación se modifique de forma definitiva, al tiempo que sus ejecutivos sostienen que en realidad es culpa de los usuarios, quienes suben contenido ilegal a la plataforma “todo el tiempo”.

Desde entonces, este procedimiento judicial ha tenido como consecuencia que multitud de vídeos de música subidos a YouTube no estuvieran disponibles para los internautas alemanes, aunque la verdad es que ambas empresas se mantenían discutiendo al mismo tiempo el monto que debía pagar YouTube por poder avalar estos videos, siendo que según fuentes extraoficiales, GEMA pedía una cifra cercana a lo que cuesta un descarga en su propia web.

Finalmente, el tribunal de Hamburgo acaba de fallar que no basta con el sistema antipiratería basado en marcas de agua digitales de YouTube, llamado ContentID; sino que también se debe añadir un filtro por palabras clave.