El Gobierno de Castilla-La Mancha ha anunciado que próximamente eliminará el sistema de modulación en el pago de las subvenciones para contratar seguros agrarios, lo que determina que a partir de ahora no existirá un límite máximo de producción a la hora de contratar pólizas, al tiempo que tampoco se asignarán subvenciones complementarias porque este sistema, se considera, comienza a perjudicar a las explotaciones que cuentan con un modelo más profesional.

Al respecto se manifestó la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, quien destacó en su comparecencia en la Comisión para explicar la situación de los seguros agrarios en la región, que las subvenciones generales para contratar seguros en el campo se otorgaban a los beneficiarios con un límite máximo de producción, luego del cual se concedían ayudas complementarias, que tienen como objetivo el regular esas diferencias provocadas por la subvención general.

En este sentido, la consejera ha manifestado que cree que si se eliminara este tope de producción para asignar las subvenciones generales las ayudas adicionales dejarán de tener sentido, mientras que eliminándolas directamente se reducirá la carga administrativa para el asegurado y se ahorrará y simplificará el trabajo en la administración.

Con la idea de que las subvenciones complementarias sean absorbidas por las subvenciones generales, se estima que esta medida supondrá una gestión más eficaz y transparente de los servicios, impulsando y no obstaculizando el sistema.

Por otro lado, tampoco pueden dejar de considerarse los datos de contratación, como por ejemplo los que ha expuesto Soriano en relación a las últimas cuatro campañas, en las que según sus estadísticas, las pólizas para cultivos extensivos de herbáceos son las que cuentan con un mayor volumen de aseguramiento, con una media de 20.000 seguros contratados anualmente, y que reciben de la junta cerca de 2.3 millones de euros. Seguidamente se haya el cultivo de la vid, en el que la contratación ha aumentado en un 17% desde el año 2008, aportando la Administración regional 2.6 millones.