Reducir costes en una empresa debe partir de una conceptualización estratégica de los gastos y una puesta en valor de los mismos con la finalidad de que la toma de decisiones se realice con cabeza, y no como mero impulso para salvar lo que queda de tu empresa durante unos meses más. Es necesario saber distinguir entre costes fijos estratégicos y costes fijos prescindibles que pueden llegar a suponer el 25% de la cifra de negocio de una empresa.

Pero la reducción de costes no es algo que solo deban plantearse las empresas de larga trayectoria a cada bache que encuentren en su camino, sino que tal y como plantea Javier Martín en su libro Emprender Ligero, crear una empresa partiendo de los mínimos costes fijos posibles es la mejor forma de triunfar en el mundo del emprendimiento.

reduccion de costes fijos

Cuando se hablan de recortes en una empresa, lo primero en lo que se piensa es en el recorte de personal. Sin embargo, existen muchas otras alternativas para reducir costes fijos en tu empresa que a continuación te proponemos:

  1. Elaborar un manual de compras: tanto si tienes a un equipo encargado a estas tareas como si es el propio equipo directivo quien se encarga, es fundamental tener clara esta tarea para evitar la anarquía y la disolución de responsabilidades. Analizar de forma constante las distintas posibilidades de compras es fundamental para un ahorro constante. Analiza a tus proveedores y competencia, sus ofertas y lanzamientos.
  2. El poder de la negociación: cuando tu empresa parte de una materia prima que compras a cantidades industriales y cuyo volumen ha aumentado en los últimos años, llega un momento en el que es fundamental reunirse con el proveedor para acordar nuevos precios por volumen y alianzas comerciales.
  3. Otros gastos fijos que podemos rebajar en nuestra empresa son los derivados de la limpieza de las oficinas, la seguridad, la energía, el material de oficina, los viajes de empresa, los servicios de mensajería contratados… Analiza todos y cada uno de estos costes y compara tarifas de distintos proveedores.
  4. Apostar por la productividad y la publicidad: tratar de mejorar el índice de productividad de los equipos disponibles a través de incentivos, estrategias y optimización de recursos, puede ser una brillante solución para que los costes fijos de personal se amorticen correctamente. Asimismo, la publicidad y promoción de productos, son dos factores fundamentales en tiempos de crisis para las empresas. Si reducimos costes en los recursos de venta nuestra empresa nunca logrará despuntar y salir del hoyo en el que se ha metido.

En definitiva, existen multiples alternativas para reducir costes fijos de tu empresa que te invitamos a analizar de forma constante para optimizar al máximo tus beneficios. Desde conseguir un ADSL más barato hasta renegociar con el resto de proveedores puede llevarnos a reducir considerablemente nuestros gastos de empresa. ¿Te imaginas tu cuenta de resultados con un 25% menos de gastos?