-

Aspectos a tener en cuenta al vender tu empresa




vender

Si has decidido cerrar finalmente tu empresa quizás una de las cosas que no te has planteado es que también podrías venderla, o lo que es lo mismo, traspasarla de dueños, hacer que otro tome la empresa y la siga adelante porque tú no puedes con ella.

Esto es un trabajo más arduo, por supuesto, pero a decir verdad se puede sacar más beneficio si la vendes pero, como toda venta, es como si nos pusieran una partida de ajedrez porque lo has de hacer es luchar contra un enemigo, la persona que está interesada en la empresa.

¿Por qué luchar? Es fácil, cada uno quiere sacar la empresa con el máximo beneficio para uno mismo. En tu caso quieres venderla lo más caro posible mientras que el comprador quiere comprarla lo más barato que pueda.

¿Qué factores pueden influir en la venta?

El primero de ellos sería el de aportar más valor, algo diferente de tu empresa sobre los demás. O algo que pueda hacerse con tu empresa que las demás no podrían. Por ejemplo, en una empresa de zapatos… ¿qué tal traer zapatos de alta gama a un precio más asequible que en otras tiendas? O hacer colecciones especiales y privadas de la empresa, a un precio módico o simbólico.

Otro de los factores sería controlar un mercado estratégico. Una empresa no tendría mucho valor si fuera una empresa de poca monta, que no suele tener apenas clientes. Para ello necesitas moverte, hacerte conocido tanto dentro de tu ciudad como fuera de ella, tanto en la vida real como en internet.

También te puede interesar:
Condiciones que te excluyen como árbitro
También te puede interesar:
Condiciones que te excluyen como árbitro

Otro factor es el de tener lo que el otro busca. Si un comprador busca te empresa, entonces puedes negociar porque esa persona estará interesado en lo que tú tengas.

Eso sí, la negociación es ardua y no has de decidirte a la primera, es más, siempre es mejor tener a tu lado a una persona ajena que sirva de objetividad en el negocio.


Lo último...