La conocida como Blockchain, la cadena de bloques más famosa del mundo, está llamada a ser la próxima revolución tecnológica. Se trata de una forma de registro digital de una acción. Se basa en una red tecnológica que hace que distintos ordenadores registren y almacenen información de forma constante y sincronizada. La clave de todo esto, es que esta información no puede ser modificada ni eliminada.

Estas características han hecho que esté fuertemente vinculadas a las criptomonedas. Sin embargo, desde hace algún tiempo, los expertos hablan de la posibilidad de que el final del criptomonedas puedan estar muy cerca. La pregunta es, ¿desaparecerá con ellas el Blockchain?

Todo apunta a que sucederá así, ya que esta tecnología puede ser utilizada para otras muchas cosas. Por ello, desde Entelgy, han recopilado cinco campos donde puede ser importante.

Banca

Su seguridad y la sencillez de uso son factores que la convierten en una tecnología idónea para el sector de la banca. Según algunos estudios, se podría llegar a ahorrar cerca de 20.000 millones de dólares. No es de extrañar que la banca sea el sector que más esté invirtiendo en empresas de este tipo.  El Blockchain podría potenciar la digitalización de la banca, mejorando el servicio que ofrece a los clientes e incrementando su eficiencia. A pesar de la amenaza que podría suponer para el sector, la banca confía en el potencial que Blockchain podría aportar en préstamos sindicados, compensaciones, obligaciones de reporting, pagos internacionales o normas de cumplimiento; es decir, en todas aquellas tareas transaccionales que requieren de un elevado número de intermediarios.

Medicina

El uso de Blockchain permitiría que los clientes pudieran controlar su propia información corporativa y su intercambio, así como elaborar estadísticas complejas basadas en los historiales. Estos datos se guardarían y se clasificarían dependiendo de diferentes criterios que ayudarían a rozar el origen de las enfermedades. Por ejemplo, los médicos podrían compartir datos de tratamientos y los resultados obtenidos. Esto conseguiría un hito como que las denominadas “enfermedades raras” dejasen de serlo gracias a una correcta utilización de la cadena de bloques.

Ciberseguridad

Esta tecnología supone toda una revolución dentro del ámbito de la seguridad digital. Ofrece una mayor protección de su identidad ya que el robusto cifrado de la cadena de bloques haría que el uso de usuario-contraseña fuera cosa del pasado. La incorruptibilidad y la transparencia son las principales armas para gestionar una ciberseguridad sólida, ya que asegura la integridad de los datos y permite la trazabilidad de las modificaciones que se produzcan en un sistema.

Educación y política

Con Blockchain sería imposible realizar fraudes, por ejemplo, en el ámbito académico, asegurando siempre la validez de las certificaciones obtenidas. Es algo que podrá aplicarse también a los sistemas electorales, pudiendo votar los ciudadanos directamente desde el teléfono móvil. Este hecho podría multiplicar la participación ciudadana creando una democracia más sólida y al servicio de las personas.

Derecho

Dentro de este campo, nos encontramos ya un ejemplo real: los Smart Contract o contratos inteligentes. Los compromisos adquiridos mediante este sistema, no requerirá de intervención humana ya que verificará por sí mismos las condiciones tras un pago electrónico. Al registrar las transacciones de forma automática, transparente e inmutable, podría hacer innecesaria la fe pública notarial.

¿Pensáis realmente que esta tecnología será el futuro de las comunicaciones?