bolsa1.jpegEl título engaña un poco, la verdad, porque invertir en bolsa siempre conlleva riesgos, de ahí la gracia que tiene. Y también debemos tener en mente el principio básico que reza en cuanto a la rentabilidad y es que ésta se consigue a largo plazo. Asimismo, considero que este no es el mejor momento para meterse en el parquet, demasiado capitales vana abandonar las inversiones inmobiliarias concentrándose en las acciones y títulos, estimando que los fondos de inversión de renta fija a corto plazo son ahora mismo más atractivos, con rentabilidades del 4,5 y 5%.

No obstante, exiten unas reglas básicas que nos pueden ayudar a minimizar las incertidumbres aunque nunca a eliminarlas del todo. He encontrado una pequeña guía en la revista consumer que lo explica bastante bien y destacan los siguientes puntos:

Conocer las empresas en las que se va a invertir;

No invertir el dinero que se necesite a corto plazo, ni a largo diría yo;

Nadie puede asegurar al inversor que va a ganar dinero;

-Se debe invertir a largo plazo;

– Y, por último, cuidado con las acciones en máximos, son más caras y por tanto se puede comprar una menor cantidad al tiempo que es de prever que tendrán menos recorrido.

Y mucha suerte añadiría.

Vía: consumer.