contratacion seguros

Muchas veces, cuando hacemos nuestras pólizas y somos aún jóvenes, podemos experimentar cambios en nuestra vida, significativos la mayoría de ellos, que repercutan directamente en la cobertura de estas compañías, por lo que en cualquier caso conviene notificar siempre los mismos, y por eso queremos señalarte hasta cuatro cambios comunes que es importante que tu aseguradora tenga en cuenta en este sentido.

El primero de ellos, como no podía ser de otra manera en estos tiempos en los que las relaciones amorosas se han vuelto más efímeras que antes, es el cambio de estado civil, con la particularidad de que se encuentra por encima de otros avisos, ya que en caso de anunciar una unión o separación, podemos quedar pagando dinero de más, así que es mejor informarse correctamente en tal sentido cuanto antes.

De igual modo, también se debe notificar a la compañía de seguros si es que llegamos a tener un hijo, y lo importante en este caso es que si hay alguien embarazado en tu familia, le recuerdes que debe hacerlo, ya que se trata de una acción muchas veces olvidada en medio de la inmensa alegría que significa la llegada de un pequeño.

Pero el tiempo comienza a pasar, y ese hijo que anunciamos alguna vez como nuevo integrante de la familia, ha crecido hasta tal punto que ya cuenta con edad para conducir, y de hecho ha sacado el carné, así que tienes que volver a la compañía aseguradora para informarles que es posible que él también conduzca el coche que está a tu nombre, para evitar que te dejen sin cobertura en caso de que tenga un accidente.

Finalmente, en algunos casos también es necesario que detalles a las compañías de seguros acerca de las modificaciones que has sufrido en tus ingresos mensuales, dado que en algunos casos serán necesario contratar una póliza individual que proteja a nuestra familia en caso de que algo nos suceda.