Finalmente, y como veníamos anunciado en las últimas semanas, la compañía española de seguros Catalana Occidente ha confirmado la adquisición de la filial nacional de la francesa Groupama, por una cifra cercana a los 404 millones de euros, mediante su propia división interna que comprende a la firma Inocsa.

Concretamente, y según el comunicado de prensa que anuncia la operación, Catalana Occidente se hará con el 49% del capital de Seguros Groupama por 198 millones de euros, e Inocsa, que ostenta el 56,71% de Grupo Catalana Occidente, adquirirá el 51% restante por otros 206 millones, por lo que de todas formas, Groupama pasará a depender de un único grupo, aunque en tres años Catalana podrá acceder a comprar las acciones de Inocsa, según lo estipula el contrato recientemente firmado.

De esta forma, los principales ejecutivos de Catalana han anunciado que, gracias a esta adquisición, la firma aumentará el peso del negocio tradicional frente al seguro de crédito, sobre todo si consideramos que la versión nacional de Groupama, que cuenta con unos 1.000 empleados, facturó 940 millones de euros en 2011, especialmente gracias a segmentos como los de automóviles, multirriesgos, y vida.

Una vez que se ponga en funcionamiento esta base de Groupama manejada tanto por Catalana Occidente como por Inocsa, se espera que todo se desarrolle de manera autónoma, es decir, que se contemple la manutención de la estructura jurídica, más allá de que los principales cabezas de Catalana consideran que una futura integración podría derivar en una facturación en el entorno de los 4.100 millones de euros y 6.800 empleados.

Hay que destacar, finalmente, que en lo que respecta al mercado español, los ingresos por primas de seguros pasarían a ser de alrededor de 3.000 millones de euros. Es decir, que supondría alcanzar el sexto lugar en el ranking del ejercicio 2011 por volumen de negocio, el segundo en multirriesgos y el quinto en automóviles, con unas cuotas de mercado del 10,8% y el 6,5%, respectivamente.