accidente coche seguros

Muchas veces, uno tiene la sensación de que aunque esté perfectamente asegurado, la compañía que nos provee la póliza no estará allí cuando más la necesitemos, y aunque es cierto que estas empresas tienen una cierta tendencia a desaparecerse -o hacer todo lo posible- en esos momentos calientes, a veces la culpa de que no nos cubran es nuestra, y por eso queremos señalarte las causas más comunes de que el seguro nos desproteja.

Por ejemplo, en lo que refiere a los coches y el seguro de ellos, lo más probable a la hora de que la póliza no se efectúe en nuestro caso, es que hayamos sido encontrados conduciendo sin licencia, permiso o no portar en el vehículo la tarjeta de propiedad del mismo. Por este motivo, nosotros recomendamos tener los papeles en el mismo coche, o siempre a mano en un lugar visible de la casa.

Otra situación que se da con más frecuencia de la que uno podría esperar, tiene que ver con que el conductor del auto no sea el asegurado para manejar el auto, y aunque ello no aplica para que en todos los casos quedes desprotegido, hay firmas de seguros que sólo protegen la unidad, siempre y cuando, sea el conductor que está estipulado en el contrato.

Por lo demás, las estadísticas señalan que otros casos bastante comunes tienen que ver con manejar alcoholizado o con los efectos de cualquier fármaco, señalando casi siempre las drogas en tal sentido, además de que se produzca una falla o defecto en el sistema eléctrico, mecánico o en otros integrantes del vehículo que sólo son especificados en la letra chica, y que por eso conviene siempre leer en su totalidad.

Finalmente, otras causas comunes de no protección del seguro tienen que ver con no haber pagado la póliza a tiempo o renovarlo a tiempo, no estar en la zona geográfica de cobertura, además de otros de tipo burocrático, como la falta de algún documento, o la reducción del valor del aut con respecto al que fue asegurado.