El seguro de hogar es uno de los que mayor aceptación tiene en España si nos guiamos por las estadísticas recavadas por distintos entes relacionados con este mercado, no obstante lo cual, muchas personas aún no saben que aspectos deben tener en cuenta a la hora de contratar uno de ellos, motivo por el que ahora vamos a repasar algunos de los consejos suministrados por la Organización de Consumidores y Usuarios nacional.

Por ejemplo, en el caso de que surja un desperfecto determinado en nuestro hogar el cual esté afectando a su vez la casa de algún vecino, esta organización nos explica que el arreglo debe producirse en primera instancia en nuestra casa, para luego sí, después, solucionarle el problema a nuestro compañero de barrio. Pero si el problema surgiera en su casa, y él no tuviera seguro, la póliza debería cubrir el arreglo total, y facturárselo al culpable.

Otro consejo interesante, y que siempre repetimos a la hora de contratar cualquier seguro, y no sólo el de hogar, tiene que ver directamente con leer de forma precisa la letra chica que se incluye en este tipo de papeles, preguntando con detenimiento cada cosa que estemos leyendo y que no nos gusta, o incluso, cuando sólo queremos conocer algún detalle más al respecto, así que no ahorres preguntas en estos casos.

Una vez que has leído con detenimiento el contrato, una interesante sugerencia adicional, es que pidas los datos por escrito del ofrecimiento que te están realizando, y sumados así los de todas las compañías aseguradoras, puedas luego en tu casa, y más tranquilo, comparar las ventajas y desventajas de cada uno de los seguros, como por ejemplo mediante sus costos, limitaciones, exclusiones, y demás.

Para finalizar, debes asegurarte de cuáles son los plazos que pretende cada aseguradora se cumplan a la hora de notificar los distintos siniestros, ya que los mismos pueden variar de una a otra, y dejarte descubierto en algún punto.