Compañeros de trabajo que también son amigos 

Compañeros que también son amigos. En el ámbito laboral se conocen muchas personas, y la verdad, es que en general, son más las experiencias positivas y gratificantes que las negativas. Merece la pena aprender a vivir con espíritu constructivo, es decir, entender que cada persona es diferente y no siempre las cosas tienen que ser del modo en que uno piensa. Esta riqueza que surge de la diferencia es muy gratificante desde un punto de vista emocional, de lo contrario, el trabajo sería muy aburrido.

Los valores determinan tu modo de vivir y de ver el mundo. Pues bien, existen personas que han convertido en un valor el hecho de creer que es imposible hacer amigos en el ámbito laboral. Nada más lejos de la realidad, existen buenas personas en todos los sitios. Por ello, en cualquier lugar podrás conocer a alguien interesante que te aporte sabiduría, buenos consejos, alegría y motivación.

La soledad no es una buena consejera en el plano laboral, ni tampoco en la propia vida. Por ello, nada como aprender a vivir el presente, viendo buenas oportunidades de realización profesional en el regalo de poder compartir talento e inquietudes. En una empresa, todos los trabajadores son importantes y suman valor. Sin embargo, en ocasiones, se pierde este punto de vista por cuestiones de rivalidad.

Imagen: Nuevo tiempo