-

Consejos para aumentar tus ventas




for sale

El objetivo de toda empresa es vender. Ya sea un servicio o un producto el empresario lo que quiere es poder vender y sacar un beneficio de esa venta para poder hacer frente a los gastos que tiene la empresa y, si sobra, tener un poco de dinero para inversiones futuras.

Sin embargo, vender no implica tener que contratar a un trabajador que esté experimentado en las ventas. Uno no vende solo porque sepa vender sino porque tiene algo que los demás pueden necesitar o querer, o bien le da un aliciente a esto que hace ser necesario para las personas.

Quien más puede conocer el producto o servicio es quien lo hace, ¿no? Entonces, ¿por qué no ser él quien lo vende? Si tú trabajas realizando… Pongamos un libro. ¿Quién va a saber más cosas del libro que tú? Pues si tienes una librería con montones de libros, un vendedor experimentado sabrá venderlos pero tú, que quizás has leído mucho o conoces a los autores por sus obras, podrás asesorar desde una forma personal, cercana.

Lo clientes no quieren que se les trate como objetos. Muchos ven entrar a un cliente y ven dinero contante y sonante. Por ello intentan venderte de todo, hasta lo más mínimo que puedas pensar. Y eso no es lo mejor para tu negocio porque necesitas llegar al cliente, no usarlo. Si le das un trato más personal, directo, incluso entablando una pequeña conversación (el limite te lo dirá el propio cliente y su reacción, si se abre a ti o se cierra en banda).

También te puede interesar:
Modos de ahorrar en el seguro de una casa

Vender no es fácil. Ponerte en la piel del cliente tampoco. Pero una vez comprendes al clientes puedes saber cómo interactuar con él y ofrecer lo mejor al mismo.

También te puede interesar:
Feliz día del Pilar

¿Y cómo se aumentan las ventas? Pues ofreciendo productos y trato amigable. Que el cliente no vea que no nos importa atenderle durante varios minutos como si estuviera solo en la tienda y después no compre nada. Nosotros hemos hecho lo que hemos podido. Las promociones y ofertas nos sirven para atraer clientes pero a veces suelen ser temporales, en cuanto se quitan los clientes dejan de venir pero, si dejamos una buena impresión, seguro que vuelven.


Lo último...

Artículo anteriorEl jefe paternalista
Artículo siguienteLa culpa en el trabajo