Consejos para defender una tesis doctoral 

La defensa de una tesis doctoral supone una puerta abierta al mercado laboral. Y además, con méritos en el currículum en tanto que hacer una tesis, te ayuda a destacar en formación. ¿Cómo puedes tener seguridad el día de la presentación de tu trabajo?

1. En primer lugar, invita a la defensa de tu tesis, únicamente, a aquellas personas que te aportan seguridad, te dan confianza y te hacen sentir bien. Libérate de cualquier compromiso que no te haga sentir bien contigo mismo.

2. Disfruta del momento presente, es decir, estás viviendo un momento único e irrepetible. Un día inolvidable que quedará en tu memoria para siempre. Por tanto, disfruta del hecho de ser el protagonista y de que aquellos que te quieren, estén contigo ese día.

3. Prepara un discurso con tiempo. Al menos, con dos semanas de antelación. Y léelo tantas veces como haga falta, incluso, hasta el aburrimiento. La idea es que prácticamente, lo sepas de memoria, lo domines de tal forma que no tengas que estar mirando el folio continuamente, sino que puedas mirar también a los ojos de los miembros del tribunal.

4. No tengas miedo. En la tesis, siempre puede existir un miembro del tribunal que sea más duro. Sin embargo, ten en cuenta que podrás responderle de la forma adecuada en tu tiempo de réplica.

5. Cuida tu imagen, por ello, viste elegante pero siempre de una forma acorde a tu personalidad.

6. Infórmate bien del protocolo que existe detrás de la defensa de una tesis. Por ejemplo, es habitual que el doctorando vaya a comer después de la defensa con los miembros del tribunal.

Imagen: CISAL