aeat2.jpegSi te toca hacer la dichosa declaración y financias tu vivienda con financiación ajena, tienes hipoteca en definitiva, te conviene diferenciar el detalle de que no tiene igual tratamiento ese préstamo hipotecario durante los dos primeros años que después de transcurrido ese plazo.

Por tanto, si durante el ejercicio de 2006 se cumplieron los dos años desde que se adquirió el inmueble, momento que suele coincidir con la fecha de formalización de la hipoteca, es muy aconsejable separar las cifras pagadas antes y después de cumplido el plazo señalado. Conseguiremos un ahorro, que puede oscilar dependiendo de cuánto se pague, que quizá supere los 100 euros.

Y además cumplimos escrupulosamente con las normas.