Twitter es una de las redes sociales con mayor cantidad de adeptos en todo el mundo, especialmente en habla hispana, y si consideramos que posee más de 500 millones de usuarios registrados en 2012, y uno de cada tres activos, es importantísimo que tu empresa tenga una cuenta que le permita manifestarse, y así poder llegar al público desde una herramienta que ya muchos tenemos en nuestros smartphones.

Por ello, como la búsqueda de empresas y servicios se ha fomentado mucho en los últimos tiempos en Twitter, vamos a comenzar recomendándote que una vez que hayas formado tu propio perfil, descargues algunas de las plataformas de gestión de tweets, como Hootsuite o Tweetdeck, que te permitirán programarlos, y del mismo modo, que actives las opciones para que cualquier mención o respuesta se te notifiquen de inmediato, ya que el responder a la brevedad al público es una de las claves del negocio.

Del mismo modo, otro de los elementos que deberás tener en cuenta cuando quieras sacar provecho de tu cuenta en Twitter, es que siempre deberás contestar y agradecer, y nunca entrar en peleas o confrontaciones. Es preferible que abandones una conversación ya subida de tono, a que te pases varios tweets peleando, lo que afecta a la imagen de la misma.

Además, conviene que uses siempre hashtags, esas etiquetas que identifican el tema del que se habla, y que prestes atención a las más usadas, denominadas “trending topics”, ya que de ese modo podrás meterte en la lista de quienes se refieren al tema, y como es una temática “caliente”, es probable que muchas más personas ingresen a tu perfil.

Finalmente, tampoco dejes nunca de lado la posibilidad de utilizar acortadores de URL como bit.ly, para aprovechar caracteres y llevar un registro de los clicks que hacen los seguidores a los links que compartimos. En cuanto a la frecuencia de actualización de tu cuenta, particularmente te recomendamos cinco tweets al día, además de las respuestas a los clientes, claro está.