Uno de los contratos que podemos llegar a hacer a futuros trabajadores es el llamado Contrato para trabajos eventuales.

Este contrato se utiliza para trabajadores que son requeridos con asiduidad, es decir, que cada x tiempo se necesita gente y se llama a esas personas para trabajar (se les hacía un contrato temporal o, como en este caso, un contrato para trabajo eventual).

El contrato eventual se define como  aquel que se celebra cuando las circunstancias del mercado, acumulación de tareas o el acceso de pedidos así lo exigieren, aun tratándose de la actividad normal de la empresa.

La duración del contrato puede oscilar hasta un máximo de seis meses dentro de un periodo de doce, que por convenio colectivo, puede tener una duración diferente.

La extinción del mismo se hace previa denuncia de alguna de las partes o bien se considera prorrogado por tiempo indefinido.

También te puede interesar:
Contrato para la formación