Según los datos que maneja, y que ha dado a conocer la Superintendencia General de Seguros, “Sugese”, el total de primas durante el año pasado, llegó a situarse en los 401.190 millones de colones, la moneda costarricense, siendo una suma que equivale a unos 784 millones de dólares, lo que presenta una clara mejoría con respecto al 2010, gracias a una evolución del orden del 6,2%.

Además, el comunicado explica que, de este total de primas, la mitad están relacionadas a los generales, que se hallan a su vez liderados por el INS, con un 93% del mercado, y con una participación menor de otras firmas como ASSA, con un 4% del total, Mapfre y Quálitas, que en su primer temporada en la competencia ha marcado un ínfimo 0,1%.

Luego, si se analiza específicamente el caso de los personales no obligatorios, se entiende que las primas representaron un 17% del volumen total. Sin embargo, este segmento destaca por ser el que cuenta con mayor cantidad de compañías aseguradoras, con la participación de las propias INS y ASSA, y otras como Seguros del Magisterio, Alico, Panamerican Life, Aseguradora del Itsmo, Seguros Bolívar y BMI.

Tampoco se puede dejar de destacar, que en Costa Rica, el mayor crecimiento lo presentan dos ramas muy específicas del negocio de los seguros, el de los automóviles, y el de los seguros de vida.
En el caso de los primeros, el negocio es acaparado casi totalmente por INS, con una cuota del 97% del mercado.
En los segundos, en cambio, el 94% es de INS, y el resto se lo reparten entre firmas como Alico, Panamerican Life, y Seguros del Magisterio.

Al respecto, Antonio Barzuna, presidente de AVANTO, una firma corredora de seguros, explicó que se trata de “los nichos donde hay más pólizas inscritas. Por ejemplo, hay cuatro compañías con pólizas para asegurar el vehículo, mientras que en el caso de incendio solo hay dos”, lo que demuestra de alguna forma esas divisiones tan abruptas que por ahora, en la mayoría de los casos, benefician únicamente a INS.