Teniendo en cuenta causas como la crisis económica mundial que afecta especialmente a Europa, y el aumento del riesgo financiero, se ha establecidos que en los últimos años se registra un crecimiento de hasta el 30% en la contratación de seguros de responsabilidad civil para directivos de empresas. Esto es decir, aquellos que protegen su patrimonio frente a posibles reclamaciones de terceros por daños o perjuicios derivados de su gestión.

Hay que destacar en este sentido, que la suscripción a este tipo de seguros, aunque es común desde hacer algunos años en el territorio europeo, y sobre todo en España para las grandes empresas, nunca había alcanzado niveles como los que hoy posee en aquellas que cotizan en el IBEX35 o que facturan más de 500 millones de euros. Incluso, su afianzamientos ha sido tal que desde hace algún tiempo también forman parte de las pymes.

En este sentido, el director en Cataluña y Baleares de la aseguradora Markel International, Carlos de Puig, ha explicado recientemente que la contratación de estos seguros por parte de pymes ha aumentado entre un 20 y un 30% desde el año 2009 en toda España. “Es un sector anticíclico: cuando van mal las cosas, la contratación de estos seguros se dispara” ha detallado.

Al mismo tiempo, vale destacar que las líneas de actividad de este segmento de los seguros, aunque no suelen limitarse, sí están más relacionadas a la rama de los seguros de responsabilidad civil, porque son aquellos dirigidos a consejeros y altos cargos de empresas, que cubren las consecuencias económicas derivadas de su desempeños.

Es por eso que, considerando que mediante este seguro se cubren las indemnizaciones que los administradores y altos cargos tengan obligación de pagar en caso de reclamaciones de terceros, así como los gastos de defensa o de investigación, no debería extrañarnos que en momentos de crisis, parezcan haberse disparado.