Danske Bank anticipa dos recortes de tipos por parte del BCE en 2024: junio y diciembre

El Banco Central Europeo (BCE) se prepara para un nuevo ajuste en los tipos de interés, según expertos de Danske Bank. La institución financiera danesa prevé que el BCE recortará los tipos en dos ocasiones este año, en junio y diciembre, además de tres recortes adicionales en 2025.

Recortes inminentes y expectativas futuras

El próximo 6 de junio, el BCE reducirá los tipos de interés en 25 puntos básicos, una medida ya anticipada por el mercado tras las declaraciones de la presidenta Christine Lagarde y varios miembros del BCE. Más allá de esta fecha, Danske Bank espera que el BCE mantenga una estrategia de «reunión por reunión» y dependiente de los datos para determinar su política monetaria.

Proyecciones económicas revisadas

Danske Bank también estima que el BCE revisará ligeramente al alza las proyecciones de crecimiento económico para este año, basándose en las cifras macroeconómicas favorables del primer trimestre. Sin embargo, el banco advierte que se deben vigilar los supuestos de crecimiento salarial, que presentan un claro riesgo alcista.

En cuanto a la inflación, los analistas de Danske Bank distinguen entre la inflación impulsada por los servicios, que se sitúa en un 3,7% interanual y se espera que sólo se modere ligeramente, y la inflación de los bienes industriales no energéticos, que es baja, del 0,9%, y se prevé que disminuya hasta llegar a cero este año.

Nuevos datos en junio

Después de las reuniones de marzo y abril, Christine Lagarde destacó que en junio habría datos suficientes para reforzar la confianza del BCE en la necesidad de bajar los tipos de interés. Desde entonces, Europa ha experimentado un repunte en la actividad fabril y una trayectoria descendente de la inflación, factores que refuerzan la expectativa de un recorte de tipos en junio.

A pesar de un repunte de precios previsto para mayo, Danske Bank considera improbable que sea lo suficientemente fuerte como para alterar el rumbo del BCE. En cuanto a los salarios, la cifra de crecimiento salarial del primer trimestre del año se elevó al 4,7%, desde el 4,5% del cuarto trimestre de 2023. No obstante, este aumento se atribuye principalmente a efectos de base, especialmente en Alemania, y los indicadores más recientes apuntan a una moderación salarial.

Criterios clave para el futuro

Los recientes datos económicos positivos han permitido al BCE ganar tiempo para analizar más cifras sobre la actividad económica, la inflación y el crecimiento de los salarios antes de proceder con más recortes de tipos. Danske Bank espera que el recorte de junio se comunique como una reversión del «aumento de seguros» de septiembre pasado, sin comprometerse a una trayectoria específica de tipos más allá de junio.

De cara al futuro, el BCE basará sus decisiones en tres criterios principales: las perspectivas de inflación, la dinámica de la inflación subyacente y la solidez de la transmisión de la política monetaria. Con el repunte de la actividad económica y la rigidez de la inflación, se espera que el BCE adopte una postura de política monetaria más restrictiva que antes, una expectativa compartida también por los mercados.

Danske Bank proyecta que el BCE realizará dos recortes de tipos de interés en 2024, en junio y diciembre, y tres más en 2025, mientras continúa con su enfoque dependiente de los datos y «reunión por reunión». Con una revisión al alza del crecimiento económico y una moderación salarial esperada, el BCE se prepara para ajustar su política monetaria en respuesta a las dinámicas cambiantes de la economía europea.

Últimos artículos

Scroll al inicio